Novedades

Pintar un caballo alazán en acrílico y óleos (Terminado)










Introducción



En este tutorial voy a explicar cómo pintar un modelo de caballo en capa alazana en pelo de verano (pelaje corporal corto). Es importante hacer incapie en ésto porque los caballos con capa de invierno muestran una densidad en el pelaje que hace que pueda discernirse en un solo vistazo, mientras que un caballo con pelo de verano tiene el pelaje tan corto que se ve como una superficie homogénea. Es tan adecuado detallar el pelaje cuando es más largo y visible, como no hacerlo cuando realmente no se percibe a simple vista.

El pelo alazán tiene varias tonalidades y para este trabajo se pretende pintar la capa alazana básica, lo que en Norteamérica se denomina "Red Chestnut". Es la tonalidad alazana más sencilla de pintar puesto que el color es muy sólido y no precisa mucho trabajo respecto a tonos, como puedan ser el alazán rabicano o el alazán harinoso.

A continuación voy a detallar las pinturas y pinceles que voy a emplear en este tutorial.


Herramientas y Materiales




ACRÍLICOS

Los colores acrílicos que voy a usar serán los siguientes:

Cadmium Red Deep
Sienna Natural
Sienna Tostada
Sombra Natural
Sombra Tostada
Blanco Titanio
Gris Payne
Negro Marte



ÓLEOS

Los colores al óleo que voy a usar son los siguientes:

Ocre-amarillo
Carmín
Sienna Natural
Sombra Tostada
Blanco Mixto
Negro



PINCELES

Los pinceles que voy a usar son pinceles redondos de los números: 000, 00, 01, 02, 03.


LIQUIN

La pintura al óleo tarda bastante en secar, se puede acelerar aplicando una fuente de calor cerca de la figura pintada pero aún así puede tardar medio día, sin embargo con el uso de liquin, el óleo puede secar en una hora o menos, depende de la concentración de liquin que se emplee, siendo lo adecuado una gota por porción o mezcla de pintura. Hay que tener en cuenta que el liquin da brillo al óleo, digamos que es una desventaja frente a la ventaja de obtener una figura al óleo seca en menor tiempo y sin las molestas partículas del aire que suelen pegarse en ella mientras se seca de forma natural. Además este brillo se apaga con el mateante Dullcote.


DULLCOTE

La laca Dullcote de Testors es un mateante muy efectivo, sobre todo en la pintura al óleo. Se puede comprar en spray pero yo la uso en líquido aplicada mediante aerógrafo.


GESSO

La imprimación en gesso es a mi gusto la que mejor resultado me ha dado en la pintura de figuras al óleo, la porosidad permite que la pintura grasa se adhiera rápidamente. El Gesso puede teñirse con acrílicos para darle un tono más neutro o añadirse a las pinturas en acrílico para que adquieran esa porosidad que busco para cubrir las capas de acrílico con tonos al óleo.


IMÁGENES DE REFERENCIA

Para poder pintar adecuadamente un caballo, en cualquier técnica de pintura, hacen falta referencias reales que nos permitan ver los detalles de la capa de pelo que se pretende recrear. Cuantas más referencias mejor y la luz debe ser lo más parecida posible en todas ellas, intentanto obviamente que las imágenes no se muestren con ciertas zonas a contraluz o con una luz solar directa que "queme" ciertos tonos y cree brillos que oculten los verdaderos tonos de la capa. Se pueden usar fotos propias, pedirlas a alguien o incluso al mismo cliente que quiera una réplica exacta de su caballo, pero en internet hay una amplia base de imágenes que nos pueden ayudar a recrear cualquier capa de pelaje.

Las imágenes siguientes son una muestra del tipo de pelaje que busco recrear en este caballo alazán. Precisamente, la figura es una réplica de un caballo que tuve el placer de montar y tratar hace años y al que tenía mucho aprecio, y su capa era exactamente alazán. Lamentablemente, solo tengo una fotografía de Taranto ya que poco después de tomarla este fantástico caballo angloárabe hispano contrajo una enfermedad neuronal y murió. Para mí fue una gran pérdida ya que era un caballo muy noble que a pesar de tener solo 4 años, era montado por jinetes muy jóvenes, su templanza y clase lo hacían un caballo sensacional, y su nivel en doma clásica era excelente. La primera imagen corresponde a Taranto, y las posteriores pertenecen a caballos de capa alazán que me van a servir para completar algunos tonos de esta capa que no puedo observar en la imagen de mi querido Taranto.


Fotografía perteneciente a
le-cheval-bleu.com

Fotografía perteneciente a
bebo.com

Fotografía perteneciente a
blackarabs.com

Fotografía perteneciente a
byrnleapark.com

Fotografía perteneciente a
horse-wallpaper.com



Primer Paso: Imprimación




La imprimación debe ser muy leve y debe cubrir por completo al modelo. Para aplicar la imprimación, diluyo Gesso al 65% de agua aproximadamente y en esta ocasión la he aplicado en el blanco original que tiene el producto por defecto, pero puede teñirse con un par de gotas de gris payne para darle un color más neutro que sea más agradecido con los ojos y marque más las formas.




Segundo Paso: Trabajo en acrílicos



La primera capa que se aplica debe ser muy ligera, rebajando sienna natural al 15% en blanco mixto, y yo particularmente añado algunas gotas de gesso porque dará porosidad a la superficie. La segunda capa tendrá la misma composición pero con 25% de siena natural. Hay que respetar las áreas blancas que vaya a mostrar el caballo en caso de que las tenga. Para ello puede cubrirse la zona con unas pinceladas de látex o tapar el área con esparadrapo poroso. En este caso usé látex para cubrir la el cordón blanco de la cara.

En las dos últimas imágenes puede verse un tono más anaranjado, es la capa que contiene un 10% de sienna tostada, y esta capa empieza a respetar algunas zonas del cuerpo del caballo donde el tono será más claro, concentrando el color en zonas más bajas de la figura como el vientre, el interior de las patas y la parte inferior del cuello y la garganta.



En la siguiente capa añadimos más siena tostado hasta quedar aproximadamente con un 40% de siena tostado y agregamos un 5% de cadmium red deep. La mezcla debe ser más rojiza pero sin escapar a otra gama, mantiendo el color en los cálidos claros, de modo que debe poder considerarse un anaranjado rojizo. Se sigue respetando las áreas blancas y las áreas más claras de las coronas. Es importante que esta capa esté bien conseguida en tonalidad porque será la base del trabajo siguiente.



Ahora que los tonos de esta capa empiezan a alcanzar lo que busco, añado la base de gris en las áreas de piel y los cascos. Para ello rebajo el color gris payne al 45% mezclándolo con blanco de titanio, se busca un tono algo más claro que el gris plomo. Lo ideal es aumentar un poco la zona de base gris al aplicar la pintura ya que al realizar añadir las capas de tono rojizo posteriores se producirá el degradado normal que el caballo muestra en el pelaje de la cara, y que suele ser más extensa e intensa en caballos árabes y caballos cruzados con sangre árabe, lo que en gran medida era el caso de Taranto.



Una vez que se han estudiado las luces y las sombras, y los tonos de este tipo de capa alazán, preparamos la siguiente capa. Para recrear los reflejos ocres se tomará la base la mezcla anterior, a la que añadiremos unas gotas de siena natural. La aplicaremos en la musculatura emergente de los cuartos traseros, los codos, el pecho y extremidades. Y en otra mezcla a parte se añadirá unas gotas de gris payne y sombra tostado, para marcar las sombras que forman los músculos, por lo que se aplicará bajo los músculos más emergenes y en las oquedades y plieges.



Para obtener los reflejos rojizos se debe cubrir la parte más alta de la musculatura emergente del cuello, el dorso, la grupa y el abdomen, añadiendo a la mezcla anterior un 5% aproximadamente de cadmium red deep.




Tercer Paso: Trabajo con óleos



Comienzo ahora el trabajo con óleos. Es el momento de abrir el Liquin y tener el bote cerca para aplicar una gota de producto con cada mezcla de pintura.

Para empezar hago una mezcla de ocre amarillo al 10% y siena natural, y lo aplicaré con pincel redondo 03 ó 02 ya que lo que pretende es empezar a aplicar tonos en óleo sobre los tonos en acrílico por las zonas más extensas. Las luces tendrán una mezcla de 25% de ocre amarillo y siena natural, y se aplicarán con pincel redondo 02 ó 01. Para los reflejos emplearé una mezcla de ocre amarillo al 75% y siena natural, y la aplicaré en pequeñas pinceladas sobre los volumenes más emergentes con pincel 00. Una mezcla más rica en siena natural se aplicará sobre la zona media de los músculos del cuello y la cara. Puede verse como la poca opacidad de los óleos permite que los colores acrílicos se entrevean a la luz y se formen reflejos muy agradables como lo haría el pelo del caballo alazán.



Ahora aplicaré los tonos más rojizos con una mezcla rica en siena natural con sólo un 5% de ocre amarillo y un 25% de sombra tostada. Se aplicará en el dorso, el abdomen, la grupa y la cara, marcando la forma de las quijadas, y la frente. Luego con sombra tostada se dan suaves pinceladas en la cara para concretar las sombras, en los músculos, bajo los ojos y alrededor de la comisura de los belfos para degradar y cohesionar el gris acrílico con el pelaje de la cara. Se enriquecerá con una mezcla de ocre amarillo y blanco mixto al 5% para aplicarlo en el pelaje de las coronas, justo sobre los cascos, y se marcará el pelaje rojizo con pinceladas detalladas usando un pincel 000.



Se termina de aplicar los reflejos rojizos en las espaldas, la grupa y se aplica algunas pinceladas de sombra tostada rebaja por un poco de siena natural, y se le da luminosidad a la capa final. Se detallan las sombras con sienna tostada oscuredida con una punta de pincel en color negro, y se aplica en las sombras de los músculos del pecho, entre las patas y el pelaje de los corvejones, usando el pincel 00. Luego, con una mezcla de ocre amarillo y sombra tostada rebajada en blanco mixto, se marcan los espejuelos (callos que existen en el interior de las patas, bajo los corvejones y sobre las rodillas).



Ahora se deja secar el óleo, lo que al haber usado Liquin llevará unas pocas horas. Si se quiere acelerar el proceso de secado se puede aplicar aire caliente pero no lo recomiendo por dos cosas, la primera es que ya se está acelerando con el Liquin el proceso por el que el óleo pasa cuando se está secando, lo que no es natural, por eso se aporta poca cantidad de Liquin a cada mezcla ya que no se pretende alterar este proceso en demasía, y por otra parte, el aire caliente proyecta partículas en suspensión que ensuciarían las pintura, solo recomendaría la fuente de calor si no se emplea Liquin y si se preserva a la figura con una campana o una malla tupida.

Cuando el óleo esté completamente seco paso a detallar la cara. El caballo real tiene un cordón blanco desde media frente hasta el hocico. Como dijimos al principio las partes blancas del modelo se cubrieron de látex ya que se detallan al final en acrílico. La primera capa de blanco será muy ligera, con una punta de pincel de sienna tostado para romper el blanco puro. Finalmente se toma blanco con el pincel 000 para detallar los márgenes del cordón para asemejar el pelaje blanco que se mezcla con el alazán. Finalmente se concentra el color blanco en el área central donde hay más espesor de pelaje y más pureza de pelaje blanco.





Cuarto Paso: Aplicando Dullcote



Finalmente, se prepara el aerógrafo para aplicar el mateante, la laca Dullcote. Es importante usar poco producto, incluso una tres o cuatro gotas con un cuentagotas sería lo más indicado.

Se aplica una primera capa de Dullcote y se deja secar. Unos minutos después se puede valorar el grado de mate en el modelo y se aplica otra capa si fuera necesario. Al terminar cada aplicación llena el aerógrafo con alcohol y se dispara varias veces hasta que se eliminan los restos de laca. Finalmente, al acabar el trabajo se limpia bien el aerógrafo desmontándolo completamente y engrasando un poco el muello y el sistema de tracción con un unas gotas de aceite de máquina.


Quinto Paso: Últimos detalles



Entre otros detalles bonitos y realistas que pueden aplicarse en los modelos de caballos, los ojos es una de las cosas que más importancia tiene, ya que proporcionar una mirada y un reflejo correcto es determinante. El iris se colorea en acrílicos, para este caballo será de colores tierra, con minúsculas pinceladas de distintos tonos. Si la pupila es amplia o de tamaño medio, como muestra este modelo, resulta muy realista detallar el cristalino con dos tonos de cian para dar profundidad, si se hace bien, solo se verá al iluminar el ojo del modelo tal y como se produciría en un caballo real. El brillo se obtiene con una gota de esmalte cristal, procurando aplicarlo únicamente en lo que sería el globo ocular, sin manchar los párpados.




Sexto Paso: Aspecto final



Este es el aspecto final del modelo. Como puede verse la crin es natural, recreada mediante pelo natural de alpaca. En principio, la idea que tenía era añadir pelo natural en la cola también pero finalmente la cola fue modelada en masilla epóxica. Y el aspecto definitivo de la figura es el que puede verse en las siguientes imágenes.




BUZÓN DE SUGERENCIAS


Si tienes alguna duda acerca de la información que se recoge en este artículo o quieres aportar algo, puedes hacerlo a traves del Buzón de Sugerencias.

Recuerda incluir tu email completo si deseas recibir respuesta. Gracias por colaborar conmigo.

Tu Nombre

Tu Email

Asunto

Mensaje

Imagen de Verificación
captcha
Por favor, inserta los caracteres que aparecen en la imagen:
[ ACTUALIZAR IMAGEN ]







Galeón Models Designed by Templateism | MyBloggerLab Copyright © 2017

Con la tecnología de Blogger.