Novedades

El Origen de las Marcas en los Caballos





Fotografía perteneciente a
showhorsegallery.com






¿Qué se considera Marca en un caballo?



De forma general podemos decir que una Marca en el caballo es cualquier signo externos en el pelaje, ojos, crin, cola, cascos y piel que no se corresponde con la capa principal del caballo. Actualmente se considera que son usuales las Marcas Blancas e inusuales las Marcas Primitivas. En el caso de las Marcas Blancas, son distintas en cada caballo del mismo modo que lo son los lunares, manchas y pecas en las personas, pueden ser similares entre ejemplares de la misma manada pero nunca se mostrarán en una similud tal que no puedan diferenciarse a simple vista y genéticamente siempre aparecerán independientemente de la raza así como de la capa principal del caballo. Algunas marcas blancas son importantes desde el punto de vista estético para caballos de exhibición, otras son penalizables, y otras son consecuencia de enfermedades epidérmicas. Exceptuando las desarrolladas por patologías, las marcas tanto blancas como primitivas son tan exclusivas de cada caballo que son empleadas principalmente para su identificación en la cartilla sanitaria, tanto en los caballos pertenecientes a yeguadas como los caballos de trabajo o los caballos salvajes censados.


Fotografía perteneciente a
The Humane Society of the United States


Los cuidadores y criadores de caballos saben distinguir perfectamente a sus caballos por las marcas sobre todo si se trata de marcas blancas. Esto es fundamental cuando los caballos se encuentran en manadas grandes en libertad o en corrales amplios, ya que el tono del pelaje de invierno puede diferir en mayor o menor grado respecto al pelaje corto de verano, pero las marcas blancas no se ven alteradas.



Marcas Blancas



Los caballos originariamente no presentaban marcas blancas tal y como se define en el apartado anterior. Las marcas blancas cebrunas que ancestros como el Quagga, el Hippidion, el Mesohippus o el Merychippus, mostraban en su pelaje, eran características de su capa principal y todos los individuos de la especie las poseían de forma casi idéntica, de hecho las marcas primitivas, aunque sean blancas, no se consideran Marcas Blancas, ya que por sus características genéticas y su naturaleza no entrarían dentro de esta categoría, aunque actualmente sí son identificativas del caballo moderno, ya que concretamente las Marcas Primitivas se consideran en la actualidad como marcas inusales.


Fotografía perteneciente a
G.C.F. de San Pedro


Las Marcas Blancas tal y como las entendemos fueron fomentadas por el hombre, que siempre buscó la distinción en capas y marcas entre los animales, de modo que cuando el hombre cazaba al caballo se decantaba por aquel que presentaba un aspecto distinto en la manada, como suele ocurrir a los ojos de cualquier depredador, las Marcas Blancas eran un objetivo fácil de seguir entre la manada de caballos salvajes. Se trataba de marcas blancas dispersas y de aparición aleatoria sobre capa Castaña o Dun (las capas primitivas de los caballos del Plioceno). Estas marcas distintivas no ayudaban a la supervivencia de los caballos que la presentaban y mientras la selección natural actuó, los caballos con marcas blancas eran divisados y cazados fácilmente por los depredadores teniendo menos probabilidades que el resto a llegar a adultos y procrear. Esta capa básica de los caballos de finales del Plioceno y principios de Pleistoceno, es la que muestran las dos razas más primitivas que actualmente existen en el mundo, el caballo Przewalski y el Konik, ambas razas genéticamente distintas al caballo moderno y teóricamente lo más cercanos al caballo Tarpan que existía en el Pleistoceno.


Caballos Przewalski

Imagen perteneciente a
tourduvalat.org

Caballos Konik

Imagen perteneciente a
horsebreedslist.com


Pero el hombre comenzó a criar al caballo, primero para obtener carne, y luego, cuando consiguió domesticarlo, lo que sucedío hace unos 5.500 años en Kazajstán, lo empleó además para obtener leche ordeñando a las yeguas y para el transporte, y del mismo modo que le había resultado más fácil cazar y apuntar con flechas y lanzas en el caballo que presentaba marcas blancas, ahora capturaba a estos caballos para su cría y domesticación, favoreciendo de este modo la aparición de Marcas Blancas en el pelaje de los nuevos caballos criados. Ya por el cuarto milenio a.C, el hombre comenzaba a montar a caballo, hecho que también se inició en Kazajstán y la aparición de marcas blancas se fue fomentando en la cría caballar por los Hiksos famosos por sus magníficos caballos y por ser buenos criadores. Fueron ellos y otras tribus nómadas orientales las que fomentaron las Marcas Blancas en sus caballos, y este es el motivo por el que se atribuye a las razas de origen más antiguo, el aporte de este legado genético, la aparición de Marcas Blancas en el pelaje del resto de razas de caballos modernos, concretamente se considera que fue el Caballo Árabe el que las portaba, ya que ha sido la raza que ha influido en prácticamente todas las restantes razas actualmente conocidas.


Imagen perteneciente a
tourduvalat.org


Pero no siempre se ha considerado la Marca Blanca en el caballo como detalle deseado en su pelaje. Con la cría del caballo moderno se ha buscado la pureza en las distintas razas y algunas originalmente no mostraban marcas blancas. Aunque evidentemente casi todas portan este genotipo y el fenotipo puede darse a pesar de todos los esfuerzos de los criadores, pero la posibilidad es menor si la selección de los caballos de cría no muestran marcas blancas. Esta estricta exigencia de mantener los canones originales, hace que en ciertas razas las marcas blancas lleven a devaluar al ejemplar, como ocurre en el caballo Pura Raza Español, el Bayo de Cleveland, el Frisón o el Pony de los Fiordos.


Caballo Pura Raza Español

Imagen perteneciente a
euskalhorse.net

Caballo Cleveland Bay

Imagen perteneciente a
horseytalk.net

Caballo Frisón

Imagen perteneciente a
Blackshire Equestrian Centre

Caballo de los Fiordos

Imagen perteneciente a
theequinest.com


Muchos criadores de hoy, asocian ciertas marcas blancas a debilidades en el caballo, otros consideran que el caballo “limpio” de marcas blancas muestra mejor salud a lo largo de su vida, otros no consideran que el caballo que presenta marcas blancas sea menos resistente siempre que no las presenten en las manos o los pies. Hay criadores que buscan ciertas marcas blancas en sus caballos y otros venden aquellos caballos que presenten marcas blancas en cualquier parte del cuerpo. Tradicionalmente se han mantenido costumbres respecto a la cría del caballo, y las marcas blancas se han considerado positivas o negativas dependiendo de la cultura que impere en las distintas partes de la geografía y la historia de las poblaciones a nivel mundial.

Objetivamente existen algunas dolencias, enfermedades y debilidades asociadas a las marcas blancas que presentan los caballos, pues la piel rosa en un caballo es más sensible a las quemaduras del sol y a las tumoraciones epidérmicas derivadas de ello, sobre todo en los belfos y ollares, los ojos azules también sufren más con la luz del sol y presentan enfermedades oculares con más facilidad que los ojos oscuros, aunque evidentemente estas enfermedades no se producen siempre, hay razas más resistentes a ellas, y se dan principalmente en caballos expuestos al sol durante muchas horas a lo largo de su vida.

El casco blanco que muestran casi todas las marcas blancas en extremidades, es algo más débil por lo general, se agrieta y fragmenta con más facilidad que el casco oscuro, y por eso no era deseable un caballo de guerra con marcas blancas en las manos y los pies, como tampoco para largas jornadas de viaje con el ganado, que supone gran desgaste y golpes. Los vaqueros americanos que realizaban largos viajes sólo aceptaban caballos con un máximo de 2 patas con marcas blancas si el caballo era bueno en el trabajo, pero la mayoría procuraba emplear caballos con las patas libres de marcas.



Imagen perteneciente a
stanford.edu


Imagen perteneciente a
kelticklankirk.com


Actualmente, el que un caballo muestre marcas blancas en sus extremidades no es un problema, ya que el caballo no está sometido a una actividad demasiado dura para sus cascos, incluso para los caballos dedicados a trabajar, y solo se tiene en cuenta con respecto a la cultura y la tradición en la cría de la raza que se considere. Aún así en deportes de resistencia como los "raids" todavía hay muchos deportistas que prefieren entrenar un caballo sin marcas blancas en las extremidades para las competiciones.

Hay razas que poseen marcas blancas en las patas y en la cara como un requisito indispensable para su registro. En otras sencillamente es típico que el caballo muestre marcas blancas y no se penaliza, como es el caso de los caballos orientales, tales como el kathiawari, Marwari y el Akhal Teké, éste último habitualmente presenta marcas blancas en las manos y los pies, pues está muy ligado a las creencias de los turcomanos, que lo consideran una señal de buena suerte, además se dice que los Akhal Tekés presentan unos cascos tan duros que realmente no sería necesario herrarlos. Esto también ocurre en el Pura Raza Appaloosa, que presenta cascos veteados, pero su dureza es tal que para una actividad no excesiva, no precisa tampoco ser herrado.


Caballo Akhal Teké

Imagen perteneciente a
english.enorth.com

Caballo Appaloosa

Imagen perteneciente a
pixdaus


Ya que es muy común que los caballos presenten las marcas heredadas de sus predecesores, los caballos y yeguas de una misma manada a menudo presentan el mismo tipo de marca blanca. Esto es muy valorado en las yeguadas que se dedican al enganche, sobre todo para las exhibiciones y las ferias, pues el que los caballos del enganche muestren una capa y marcas blancas similares dan una armonía muy deseada y valorada por los jueces y por el público.

Carruaje de Alazanes
Imagen perteneciente a
freefoto









BUZÓN DE SUGERENCIAS


Si tienes alguna duda acerca de la información que se recoge en este artículo o quieres aportar algo, puedes hacerlo a traves del Buzón de Sugerencias.

Recuerda incluir tu email completo si deseas recibir respuesta. Gracias por colaborar conmigo.


Tu Nombre

Tu Email

Asunto

Mensaje

Imagen de Verificación
captcha
Por favor, inserta los caracteres que aparecen en la imagen:
[ ACTUALIZAR IMAGEN ]







Galeón Models Designed by Templateism | MyBloggerLab Copyright © 2017

Con la tecnología de Blogger.