Novedades

Customizando la figura Breyer Quarter Horse #668. Parte 2




Una vez eliminada toda la pintura, hay que examinar bien la figura, estudiar los errores evidentes y empezar a buscar fotografías de referencia que ayudarán en la remodelación y detallado del cuerpo.

Lo primero que compruebo es que el apoyo de las patas esté correcto, y si no es así, es necesario estudiar cómo mover las extremidades con los mínimos cortes posibles.

En esta figura lo primero que me chocó fue la excesiva apertura de las patas traseras y el mal apoyo de las mismas. Cuando el problema es sólo una pequeña desviación de una pata, se puede corregir reblandeciendo la misma en agua hirviendo y recolocándola, pero en este caso, la apertura de las patas empezaba desde los cuartos traseros, de modo que tenía que mover los cuartos traseros y alinear correctamente las patas, para que la pose al galope fuera normal. En las imágenes siguientes puede verse la separación excesiva de las patas traseras desde atras y desde arriba.



No me asusta tener que cortar la figura porque es algo habitual cuando se hace un customizado y muchas veces los cortes seccionan totalmente una parte, como sucede en un customizado drástico en el que se busca una pose diferente a la que muestra el modelo que se toma para trabajar, pero procuro cortar sólo lo imprescindible, ya que a más cortes realizados más material hay que emplear en la soldadura plástica de las partes cortadas, y más horas de trabajo. Hay que contar siempre con el material que posee la figura, es decir, no eliminar para luego volver a poner nuevo material porque se cortó más de lo debido, porque esto es un gasto absurdo de material y de tiempo. Para que esto no ocurra, hay que estudiar los cortes a realizar, pintando si es necesario las líneas por donde guiar la hoja de corte y buscar que esos cortes sean los adecuados para que las partes a mover puedan llegar a reposicionarse adecuadamente.

Las imágenes siguientes muestra la figura con uno de los cortes realizados entre las patas traseras. Con este corte buscaré mover la pata izquierda del caballo hacia el centro, pero no desde el corvejón, sino desde la cadera. Y posteriormente realizaré el mismo corte para la pata derecha.



Estos cortes facilitarán el movimiento de ambas patas hacia el centro del cuerpo del caballo, para que la pose sea más real, ya que un caballo galopando en esa pose remete los posteriores para equilibrarse e impulsarse, soportando el peso del cuerpo mayormente en las patas traseras. De este modo, al sumergir el modelo en agua hirviendo, puedo reposicionar ambas patas presionando la parte más alta de las mismas sin deformar las cañas, y tampoco será necesario seccionar completamente las patas para recolocarlas.

En las imágenes siguientes puede verse el antes y el después del modelo visto desde arriba, y desde atras.

Antes
Después
Antes
Después


Lo siguiente será cerrar los cortes, medir la longitud de las extremidades y ver si son las correctas, corregirlas si es necesario y trabajar en la pose de las cuartillas y los cascos.






BUZÓN DE SUGERENCIAS


Si tienes alguna duda acerca de la información que se recoge en este artículo o quieres aportar algo, puedes hacerlo a traves del Buzón de Sugerencias.

Recuerda incluir tu email completo si deseas recibir respuesta. Gracias por colaborar conmigo.


Tu Nombre

Tu Email

Asunto

Mensaje

Imagen de Verificación
captcha
Por favor, inserta los caracteres que aparecen en la imagen:
[ ACTUALIZAR IMAGEN ]







Galeón Models Designed by Templateism | MyBloggerLab Copyright © 2017

Con la tecnología de Blogger.